Follow by Email

jueves, 10 de noviembre de 2011

DILUVIOS DE ALEGRÍA.


DILUVIOS DE  ALEGRÍA.

El cerebro del necio
Transforma la filosofía de la vida,
En ciencia de tonterías supersticiosa,
Como arte final en pinturas de pedantería.

El Arte del buen vivir
Es un paso desde lo visible,
Para conocer lo desconocido.
con ojos del corazón que sólo ve lo esencial.

Amor verdadero,
Es fruto que madura tiernamente
En las bellas estaciones universales,
Concentrandose en las palmas de manos celestiales.

El respeto mutuo,
Es secreto de la felicidad
Que hace ver la placidez de luz celeste,
Curando las cascadas interior del amor tierno y sublime.

Dignidad es educación del respeto,
Que seres tiene con sí mismo y con su prójimo,
Obligándonos a no hacer nada maligno y no ser un malandrín
Hechos que nos vuelva despreciable a nuestros propios ojos terrenos.

En la destrucción de la vida,
Palpo las ofensas y las defensas,
No puede verse el sacrificio del noble existir,
Alcanzando las flechas de la libertadque es la fortaleza de la humanidad.

Marflye.
07/09/2011.

5 comentarios:

Mar de Matices Poéticos dijo...

DILUVIOS DE ALEGRÍA.

Qué alegría tener buenos amigos,
Que felicidad tener excelentes enemigos,
Esto demuestra que el talente hace sombras magnas,
Valores temidos por terceros que nos honran al vivir sufriendo por envidia.

Marflye.
07/09/2011.
maflyem@hotmaill.com

Mar de Matices Poéticos dijo...

La arboleda de tú alma me hace volar por el agua bendita de tú Espíritu, besando las dos orillas de tú continentes que abrigan mí existir que viven en ti. Maflye.

Mar de Matices Poéticos dijo...

La arboleda de tú alma me hace volar por el agua bendita de tú Espíritu, besando las dos orillas de tú continentes que abrigan mí existir que viven en ti. Maflye.

Mar de Matices Poéticos dijo...

La arboleda de tú alma me hace volar por el agua bendita de tú Espíritu, besando las dos orillas de tú continentes que abrigan mí existir que viven en ti. Maflye.

Mar de Matices Poéticos dijo...

La arboleda de tú alma me hace volar por el agua bendita de tú Espíritu, besando las dos orillas de tú continentes que abrigan mí existir que viven en ti. Maflye.