Follow by Email

miércoles, 16 de septiembre de 2009

BELLEZA INTERIOR.

La Belleza interior nos protege de la vida,
como un remanso de paz en el desierto,
aislándonos del convulsionado existir
y de los estériles sosiegos cotidianos.

Nuestro interior es hermoso como la blancura,
con una ternura espiritualmente bella,
una pulcritud moralmente sublime,
y una grandeza que no cabe en el alma.

Nuestro yo es un jardín de felicidad excelsa,
que contiene rosas de ternura multicolores,
flores de prosperidad magnánima,
y orquídeas de felicidades excepcionales.

Las entrañas son serenas como un oasis de armonía,
que apaciguan los lamentos que inundan el espectro,
con sentimientos que lamen las heridas del vivir
y alimentan el tronco glorioso de la existencia humana.

Íntimamente germinan en el espíritu misterioso,
aire puro de bienandanza que refrescan la piel,
haciéndonos que vuelvan la esencia al mirarme,
captándonos escénicos latidos que enorgullecen el preexistir.

Maflye 06/01/2009.

No hay comentarios: