Follow by Email

miércoles, 16 de septiembre de 2009

PLANETA NOCTAMBULO.

Cuando la noche era virgen,
por encanto seráfico,
me eleve al Planeta Noctambulo,
era una noche azul adornadas
de estrellas fugases de colores.

Noctambulo era un mundo celeste,
donde la música amaba la tristeza,
la alegría apasionaba el dolor,
la ternura seducía a la ignominia,
el amor excitaba la vida
y disolvía a los espíritus malignos.

El horizonte estaba plagado de encantos celestiales,
cubiertos con túnicas oscuras de gemas brillantes,
en ese goce galáctico me acompañaba una Hada madrina,
donde la luz de sus ojos diamantinos
brillaban la calidez angelical de su alma.

En el Planeta Noctambulo,la galaxia,
la hada y yo entendimos,
que nuestra rebelión era el goce de la pasión,
que el amor no era solos amigos de un sentimiento,
sino que era la alegría convertida en el arte de la felicidad,
donde se desnudaba la aurora de rosas sublimes.

En el Universo Noctambulo la felicidad del alma,
no era tocar la sensibilidad de la epidermis,
ni hacer el amor hasta llegar a la locura,
sino la exploración del alimento del espíritu,
colmados de bendiciones para nuestras vidas.

Maflye. 31/07/2009.

No hay comentarios: